La Mediación Familiar

En la sociedad actual, conviven distintos modelos familiares, los cuales están sometidos a un continuo proceso de cambio. Lejos de dar lugar a la desaparición de la institución familiar, se está produciendo una profunda transformación en la misma, condicionada por los importantes cambios sociales.

Los diferentes tipos de familia como tradicional nuclear, mono parentales, parejas de hecho, acogedoras, adoptantes... originan distintos tipos de relaciones familiares. Es por ello, y dada la complejidad de esas relaciones que se precisan de Servicios Especializados que intervengan en este campo donde son cada vez más frecuentes los conflictos.

En Espacios de Mediación, partimos del supuesto de que las personas (el recurso más valioso), son capaces de afrontar y solucionar sus propios conflictos. Sin embargo, a veces ocurre, que las familias comprometidas en conflictos, no consiguen desarrollar un proceso eficaz de resolución de éstos, ni superar las barreras psicológicas que impiden el arreglo o soluciones integradoras. Las familias que afrontan conflictos, a menudo necesitan ayuda para resolver sus diferencias ¿Por qué? Por una razón muy simple: cuando uno se encuentra inmerso en un proceso de conflicto comienza a desarrollar una actitud confrontativa que se compone de acusación, defensa y justificación. Es dificil salir de ella sin la ayuda de profesionales que comprendan como se produce dicho proceso.

Lametodología de la mediación como proceso que facilita la resolución de las diferencias familiares, a través de la incorporación de un tercero neutral e imparcial: la figura del MEDIADOR.

En Espacios de Mediación, el proceso de mediación es conducido por una pareja de mediadores expertos y cualificados y se va a focalizar en prevenir, reducir, gestionar o resolver el conflicto de forma productiva y eficaz, otorgando voz a las partes, facilitando el diálogo y el reconocimiento del otro y permitiendo que sean LAS PARTES las que asuman el protagonismo de diseñar la solución de su problema, responsabilizándose de sus consecuencias, o lo que es lo mismo, lograr un acuerdo que satisfaga los intereses de todos y esencialmente que se cumpla y se mantenga en el futuro.

En Espacios de Mediación, a través de un EQUIPO INTERPROFESIONAL, formado por Expertos en Mediación con diferentes profesiones de base ( Abogados, Psicólogo y Trabajador social-Asesor Familiar) desarrollamos la intervención familiar.

El Servicio de MEDIACIÓN FAMILIAR:

  • Apoyo terapeútico, social y jurídico ante casos de conflictividad o crisis familiar, conyugal e intergeneracional.
  • Prevención y en su caso, ayuda a la superación de crisis específicas de los procesos de educación y evolución de los hijos.
  • Apoyo a las familias en proceso de reestructuración por entrada o salida de algún miembro en el sistema familiar.
  • Mediación Familiar como acciones específicas, dirigidas a promover procesos de negociación entre los miembros de la pareja, con objeto de llegar a acuerdos entre ambas partes, especialmente en situaciones de separación y divorcio, y si procede, ayudar a resolver modificaciones necesarias en el Convenio Regulador.

De manera en el Convenio Regulador, permitiendo abordar:

  • Conflictos por ruptura de convivencia. Crisis relacionadas con algún tipo de ruptura de convivencia de la pareja.
  • Crisis conyugal. Conflictos que sin superar los límites de la pareja, no implican una ruptura de su convivencia u otras complicaciones asociadas a ella.
  • Crisis paterno filiales. Conflictos que superando a los cónyuges alcanzan y dificultan las relaciones entre padres e hijos.
  • Crisis de familia extensa o por cuidados de discapacitados. Relaciones conflictivas o interferencias que de algún modo dificulten la estructura y funcionalidad de la familia y en la que se vean envueltos otros miembros de la familia extensa.
  • Crisis derivadas de la relación entre familias acogedoras y familias de origen, que afecten a las relaciones de éstas con los menores acogidos.
  • Familias en proceso de separación y/o divorcio, con conflictos derivados de la ruptura de la convivencia.
  • Crisis mixtas: Conflictos que comportan simultáneamente aspectos recogidos en los anteriores apartados.
  • Otras crisis: dificultades y problemáticas no recogidas en apartados anteriores y que se refieren a cuestiones enmarcadas en el contexto familiar, especialmente las originadas por situaciones de malos tratos y/o violencia doméstica.